Las Causalidades de 4to deseo

San Isidro.
Las ganas de ayudar y conocernos, lleva a 4to deseo a la Fundación “Manos de La
Cava”. Allí, su referente nos cuenta muchas cosas, entre ellas, que necesitaban “resmas
de hojas”. Muchas….
“¿Cómo podemos conseguirlas?” se preguntó. Parecía imposible, dado el precio de las
resmas, económicamente inviable. Pensamos muchas opciones para hacer este deseo
realidad. Realmente era difícil. Las ideas iban y venían.
Pero una mañana laboral como cualquier otra, algo mágico le ocurre a uno de los
voluntarios de 4to deseo: En el depósito de su trabajo, apiladas en un rincón, estaban las
resmas.
Conteniendo la emoción, fue a preguntar a su jefe si era posible la donación de estas
resmas a la fundación. Y en una charla donde afloró la convicción por el amor al prójimo,
la respuesta fue positiva.
Las resmas llegaron, una mañana de sol, a La fundación “Manos de La Cava de San
Isidro”.
En el pensamiento una simple idea: “no hay casualidades, sino causalidades cuando
se trata de ayudar”.
En el corazón un sentimiento de alegría.
En el alma, la fortaleza y la fe hacia los imposibles.
En la acción y en los hechos….un 4to deseo que parecía imposible hecho realidad.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *